Formación de nuevos pilotos de parapente en Cuba Vs. carencias materiales y de instructures

google-site-verification: google5c7a739ebfcaab54.html

 

La comunidad de pilotos de vuelo libre sostiene debate acerca de la formación de nuevos pilotos de parapente  en circunstancias de carencias materiales y de instructores.

¿Cómo llegar a ser piloto de parapente en Cuba? 

 

Curso de iniciación en EMINCAR

Prácticas de instrucción elemental en condiciones seguras

 

 

 

 

 

 

 

Sintetizando  

1-El (La) aspirante debe encontrar un piloto de parapente con  quien iniciar la instrucción básica. Como somos unos 200 pilotos en 11 millones, se comprende nuestra ausencia en  numerosos municipios cubanos. Si solo se desea un aprendizaje básico, puede bastar con la instrucción del piloto tutor y luego enfrentar numerosas dificultades  a la hora de desear volar como piloto independiente (p.ej. sin ala!). Este no es un piloto “ilegal” sino un piloto no federado. Sin embargo, el curso lo pudo haber iniciado con un instructor habilitado por la FCVL (más escasos aún), ingresar a la organización como piloto categoría P1 desde el inicio completando las diferentes formas.  Realizará un examen teórico y una demostración de dominio del ala en el llano y otros ejercicios que pueden ser planeos desde diferentes pendientes hasta realizar la “suelta” desde la montaña en condiciones convenientes para su nivel. Luego este piloto realizará determinada cantidad de horas de vuelo a la vista de otros pilotos hasta obtener la categoría P2  y determinada independencia para volar. Los pilotos que hayan aprendido de manera independiente  podrán federarse satisfaciendo igualmente las formas y exámenes mencionados.

2-A estas alturas el club tutor ya le ha entregado al nuevo piloto, de forma gratuita y permanente, un equipo completo de vuelo; al menos un ala, silla y casco. (Durante su etapa de aprendizaje como P1 le fue confiada también un ala de principiante, apta solamente para realizar ejercicios de control en el llano. Los paracaídas son más escasos que las alas).

3-El (La) piloto se ocupará de su propio desarrollo conforme sus motivaciones y posibilidades: económicas, disponibilidad de tiempo, salud, etc., pudiendo subir de categoría (P3…P5), asistir a eventos como el campeonato cubano   (CNP)  (y foráneos por gestión propia). Mantiene el vínculo con los pilotos asociados de su club, de toda Cuba y extranjeros, contribuyendo con el desarrollo del deporte de diversa manera poniendo en ello su espíritu de buena voluntad.

4-La renovación, modernización,  completamiento, del equipo de vuelo es normalmente difícil. El piloto avanza  y no dispone del ala adecuada a su pericia y talla, o mejor estado técnico.  El mayor volumen de ingreso de alas a Cuba es gracias al aporte desinteresado de pilotos foráneos y sus clubes o escuelas.  No tenemos un mercado de material de vuelo. Es frecuente encontrar en numerosos clubes, pilotos que comparten el mismo equipo de vuelo, conducta que, históricamente, propició la sobrevivencia y desarrollo del vuelo libre en Cuba hasta los niveles actuales.

En este contexto las posiciones son diversas  como la de no crecer Vs. inyectar sangre joven a nuestros clubes.

Un criterio:

Toda acción de formación, por muy modesta que fuere, enriquece nuestro deporte. Es el necesario granito de arena. Los que ya estamos pecaremos de  egoístas si cerramos el paso a los nuevos ingresos porque no tenemos equipos o porque no somos instructores. Nuestro deporte comenzó en Cuba sin equipos ni instructores. Aunque hemos mejorado sigue siendo muy difícil la iniciación.

No tengo dudas de que el milagro de la multiplicación de panes y  peces es posible en el vuelo libre hoy. Si cada piloto veterano se hace de un alumno, en breve tendremos el doble de pilotos actuales sin duplicar la existencia de las alas. Algunos pilotos tienen sus alas reposando, sin uso  o,  viejas alas, que no se les da el mejor uso: Servir para instruir a gente nueva (por ser un  ala insegura para el vuelo en altura).

Precisamente con el proyecto de instruir se consigue darle el mejor uso a viejas alas. En estos momentos el Club de San Germán-Moa tiene 5 alas distribuidas entre varios alumnos. Todas solo aptas para ejercicios en tierra con lo que se les está sacando un provecho extra. Se adquiere destreza y una cultura básica acerca de nuestro deporte.

Promovimos en Moa, San Germán y Santa Lucía (Pinar del Río) los “cursos breves” de verano utilizando viejas alas donadas por clubes vecinos (Guisa, Holguín). Los jóvenes se ejercitaron jugando en el llano… la posterior interferencia con los estudios impidió continuar en el deporte. Pero hay una semilla plantada. Ellos saben a dónde y a quienes acudir cuando  decidan formarse. Son nuevos amigos personales y divulgadores de buena voluntad.  En San Germán hay pilotos con buen nivel   de instrucción iniciados en nuestros cursos de verano.  Han tenido el beneficio de haber recibido ayuda de una escuela canadiense. En Santa Lucía se ha culminado el curso Castellanos 2018 con el saldo de dos alumnos interesados en continuar en cursos de desarrollo. Se ha contado con la ayuda de personal de la empresa EMINCAR, la escuela de Madrid y otros clubes.

Si  no logramos ser grandes pilotos y no tenemos el recurso material para desarrollarnos plenamente, por lo menos podemos  ser  buenos sembradores. Introducir en el deporte a cualquiera que desee aprender. Transmitir, compartir lo aprendido  y conducirlo por el mejor camino. Ahorrarles parte del tremendo esfuerzo que realizaron los primeros pilotos cubanos de los años 90 y pilotos residentes en sitios recónditos como Moa, viajando unos 300 km para recibir instrucción (en los años 90 viajando a San Antonio del Sur y más recientemente viajando a Guisa, Granma). Si ya tenemos pilotos allí, son innecesarios tales desgastantes esfuerzos.

Debe ser un propósito llevar el deporte a sitios geográficos con excelentes condiciones para el vuelo. No limitarnos a irnos a volar allí sino también formar pilotos del lugar. Por ejemplo la región de Mayarí está favorecida por una geografía de montañas y llanos. El motel ubicado en la meseta de Pinares, introducirá este atractivo de aventura sin reñir con su naturaleza. Se estaría poniendo un poco más de vida en la extensa llanura desbastada por la anterior minería del Níquel.

En el mundo funcionan con frecuente independencia mutua el comercio de material de vuelo, la instrucción (escuelas), las federaciones deportivas,  el uso del espacio aéreo y la infraestructura de  sitios geográficos para despegar y volar, etc.

Hoy día nuestra federación lo es todo. No tenemos escuelas de vuelo. Un piloto (veterano o en formación) no tiene modo cierto de hacerse de un ala. No podemos esperar que los problemas económicos actuales se resuelvan para extender nuestro deporte con mayor resolución.  Entonces, debemos hacernos el propósito de que, la mayor cantidad de pilotos, divulgue, transmita y enseñe lo que conoce. Es la socialización que necesitamos para crecer y sobrevivir.

Instrucción y responsabilidad.

En varios países las escuelas instruyen durante una o dos semanas intensivas, otorgan el certificado y los nuevos pilotos quedan libres para volar solos, con alas que ellos mismos determinen adquirir. Luego se federan o no según su interés en desarrollarse como deportistas. En Cuba nuestros cursos se prolongan desde una semana hasta varios años en dependencia de numerosas circunstancias. Normalmente, mientras se es piloto categoría P1 federado, se es alumno bajo instrucción, incluso siendo P2. En unos clubes cubanos el desarrollo del piloto es mucho más rápido que en otros particularmente por la disponibilidad de sitio y material de vuelo, porque volar se aprende volando. Si se vuela a la vista de numerosos pilotos se incrementan las posibilidades de mejora y el perfeccionamiento al cosechar más críticas, elogios y recomendaciones luego del aterrizaje.

La tutela sobre los pilotos bajo instrucción, debe ser en dirección desarrolladora, con el justo balance de infundir confianza, perspicacia y responsabilidad. La prudencia de un piloto nuevo no se obtiene inculcándole miedo ni inmovilizándolo. Se instruyen en el aspecto técnico por todos los medios posible, se le muestran los peligros en su verdadera dimensión, se inculca buenas conductas y se les deja hacer sus vuelos. Al final, cada piloto en vuelo, necesariamente,  se verá solo, tomando sus propias decisiones, arriesgándose más o menos según determinó por su propia voluntad, consecuencia de decisiones previas o durante el vuelo. Los viejos pilotos  se formaron superando momentos de tensión y sobresaltos.  La buena instrucción ayudará a tener conocimiento de causa y a pasar ileso tales momentos. Hay sustancial diferencia en el resultado de un instructor experto ausente  respecto a un piloto que enseña a tiempo completo lo mínimo que conoce; siendo el balance favorable en la instrucción del segundo.

Los jóvenes obtienen una licencia de conducción de vehículos luego de una paupérrima instrucción… de un artefacto que es muy peligroso para sí mismo y  para muchas personas ya sean sus pasajeros o peatones. No conozco a ningún piloto que saliera a volar ebrio. La vida propia y ajena está más dependiente de la imprudencia de un chofer que de un piloto de parapente.

Deseo infinitamente no pasar por la escasa y amarga experiencia de ver pilotos lesionados. Aprendí a volar teniendo en mente el interés por el vuelo mostrado por mi hija a los 10 años de edad. Yo sería su instructor. Entonces,  es mayor mi compromiso de lograr que mis alumnos avancen hasta buenos niveles sin incidentes desagradables…. instruyéndolos con toda responsabilidad, como si se tratara de mi propia hija.

(más en artículo de marzo de 2015 )

 

Descanso activo. Curso de verano: Iniciación de pilotos de parapente.

parapentemoa@gmail.com

Descanso activo. Curso de verano: Iniciación de pilotos de parapente.

Castellanos 2018

Santa Lucía

Trabajadores de EMINCAR en Pinar del Río realizan ejercicios básicos como parte de una oferta de recreo  de verano que ofrece (gratis) miembro del Club de Vuelo Libre de Moa, Holguín, entre los trabajadores de la empresa mixta.

Liusvel, EMINCAR (Ciego de Ávila)

Adrian,  EMINCAR (Pinar del Rio)

J.Vinardel, Cooperativa (Habana y Moa)

    

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

_____________________________________________________________________________________________________

https://youtu.be/YbytalpB3Sw

http://parapentemoa.cubava.cu/

http://www.radioangulo.cu/holguin/11413-chicos-en-busca-de-conquistar-el-cielo

______________________________________________________________________________________________________

Aprender algo significa entrar en contacto con un mundo desconocido, en donde las cosas más simples son las más extraordinarias.  Paulo Coelho

Una vez que hayas probado volar, caminarás con tus ojos mirando al cielo, porque allí has estado y allí ansiarás volver.  Leonardo da Vinci

Caminante no hay camino, se hace camino al andar.  Antonio Machado

 

Vista previa del vídeo SEGUNDA VIDA: Un hombre que no podía andar realizó el sueño de volar en Parapente. de YouTube

Guardar

Curso de verano: Iniciación de pilotos de parapente (debutantes): Castellanos 2018

Invitación

Curso de verano: Iniciación de pilotos de parapente (debutantes).

Castellanos 2018

 Propósito: Descanso activo.

Precio: Gratis.

Para: personas que desean incorporar el ejercicio al aire libre como recurso para combatir el estrés teniendo como eje el aprendizaje de un deporte novedoso y motivante.

Matrícula: 1 a 10 personas instalados en la vecindad  (de EMINCAR y  Santa Lucía, Pinar del Rio, Cuba) sin límite de edad.

Solicitud: Simple aviso por cualquier vía.

Criterio de selección: Orden de llegada de los avisos.

Cronograma: Fines de semana (11, 12, 18, 19 de agosto) a partir de las 3:00 PM. Otros días entre 7 y 7:45 PM. El tiempo individual se ajusta.

El curso: Es una secuencia de ejercicios guiados,

  • Se realizan los ejercicios básicos de control del parapente en un terreno llano [vecindad de EMINCAR] en condiciones aerológicas seguras para el novato.
  • Un poco de senderismo (Ascenso al sitio de vuelo).
  • Charlas breves sobre aerología, micrometeorología, aerodinámica, seguridad y técnica de vuelo.

 Al finalizar: El practicante habrá vivido experiencias gratificantes propias de esta actividad.

En el aspecto técnico:

  • Habrá conseguido mantener un parapente en equilibrio sobre sí, en el llano, punto clave para cualquier desarrollo posterior.
  • Ganará una cultura elemental acerca de un deporte poco conocido en Cuba.

En el aspecto humano:

  • Comprenderá un poco acerca de la multiplicación de panes y peces.

Contactos:

parapentemoa@gmail.com

Noticias de ediciones anteriores:

http://www.radioangulo.cu/holguin/11413-chicos-en-busca-de-conquistar-el-cielo

Nueva vida de un alumno luego de un curso.

https://youtu.be/YbytalpB3Sw

 

Edición 2017: EMINCAR (José Vinardel, de la CCC y jóvenes trabajadores de Obras Marítimas)

Más Información: http://parapentemoa.cubava.cu/

Aprender algo significa entrar en contacto con un mundo desconocido, en donde las cosas más simples son las más extraordinarias. Paulo Coelho

 Una vez que hayas probado volar, caminarás con tus ojos mirando al cielo, porque allí has estado y allí ansiarás volver. Leonardo da Vinci

Caminante no hay camino, se hace camino al andar. Antonio Machado

Los primeros alumnos de vuelo en parapente de San Germán realizan vuelos de práctica desde elevación de 50m.

La semilla de un nuevo club de vuelo libre en parapente germina en San Germán.

Quienes fueron curiosos acompañantes de vuelos de “tira y cae”  devinieron asiduos seguidores y alumnos de vuelo libre recibiendo instrucción cada 40 días y hoy muestran resultados superiores a los sospechados. Reynaldo (El Bola),  quien inició estas aventuras andando en muletas (aun las lleva pero puede andar sin ellas) ya realiza planeos de  “Tira y Cae”  desde La Matilde.

Cuando hizo su modesto primer vuelo de solo 2m de altura, realizado el 1 de abril del presente año 2017, estaba siendo

el primero de todos los inicialmente embullados en SG en lograr el control necesario que le diera paso al avance que muestra hoy. Hace más de un año él tenía huesos atornillados y andaba en Muletas: subió la loma  arrastrando los glúteos y empujándose con sus brazos yendo de espaldas. Estudió por los libros y se las ingenió para realizar los ejercicios de control en el llano, decisivo para todo piloto.

Ha mostrado mucha energía. Ya está de alta. Tiene una pierna más corta. Los ejercicios  los hace en una magnífica loma-escuela y ha aprendido un aterrizaje excelente en muy corto tiempo. “En el despegue yo lo miro con atención pues lo hace de un modo, con determinada peculiaridad, y lo hace bien” dice su monitor de instrucción. Tiene el compromiso de nunca  apartarse de despegar con vientos cómodos atendiendo a su limitación actual. Y en esto, viene la parte que, necesariamente, tiene que valer; la responsabilidad individual.

Para las prácticas se ha usado el mismo equipamiento que va siendo obsoleto en Moa. Desde un arnés de paracaídasla, la primera ala, ProFeel y casco donados por Team Guisa, hasta la veterana Apache obsequiada por Bayamo.

Como constancia de su elevado compromiso con este dporte, sin alardes, reunieron lo necesario y llevaron hasta el final el proyecto de construcción de un paramotor que espera la realización de las pruebas necesarias.

El tiempo (y las buenas voluntades) decidirán si en el futuro sale de aquí un club robusto: Son buenos síntomas los más de 60 km realizados por Carlitos y el despegue en Ala Delta realizado por Javier en la temprana fecha 1982.

Primer ascenso a la loma Abril 2016

Reynaldo. El Bola, ascendiendo la Loma La Matilde en su priemra visita a mediados de 2016

Reynaldo. El Bola, ascendiendo la Loma La Matilde en su priemra visita a mediados de 2016

 

 

 

 

 

 

 

Reynaldo, El Bola

Reynaldo, El Bola

Liberación

Liberación

Prácticas

Prácticas

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

 

 

Guardar

Parapente Moa (ParapenteMoa) – 2URPI

Origen: Parapente Moa (ParapenteMoa) – 2URPI

Buena esa por Cuba, En hora buena!.

Espero que todos los de Moa sigan apoyándose en los pilotos de más experiencia y logren algún día (muy pronto) tener pilotos a la altura de nuestros mejores! Su vuelo fue “corto” pero de seguro le representa mucho, tanto para él como para sus seguidores, espero sigan hacia delante y muy pronto poder ver algún representante de ese Club entre los mejores.

Les deseo a todos eso y mucho mas en este mundillo.

Salud y Mucha Buena Suerte.

FCVL: Prendes

Pilotos de Moa realizan vuelo desde el Cerro de Miraflores Torre

El pasado domingo  29 de mayo  hicimos realidad la vieja aspiración de volar despegando desde el pie de las torres del cerro de Miraflores.
Llegamos a la cima, 450 m SNM, a las 9:00AM en el camión de un servicial amigo, una breve caminata en descenso por un trillo firme hasta la cota 440 y ya desenfundando el equipo por cuanto el viento marcaba la velocidad justa, suficiente para llenar las velas y poder controlar sin esfuerzo.
Corté solo un matojo de los más cercanos en el sitio donde nos tomamos fotos con Sandy, Eldio, Yohandy y Ripoll en noviembre de 2015. Jarrrison me ayudó a desplegar la vela Nova X-Act 98, donación guiseña, a unos 4m en mi frente por sobre los arbustos de hojas redondeadas de 1m de altura en pendiente de unos 35 grados. Tiros suaves de bandas A con una braza de cobro para el primer inflado que la anima, se levanta ligeramente y aleja a la distancia del radio máximo, con todas las cuerdas estiradas por sobre el pasto de arbustos, sin dejarla apagarse totalmente. Desenganchamos algunos remanentes. Sabía que la salida tenía que ser limpia porque al frente me espera un escalón de un metro y pendiente abrupta. Era conveniente si la presión del viento lo permitía, dar un par de pasos hacia arriba una vez la vela estuviera sobre mí. No era preciso esperar porque el viento estaba muy uniforme, observable en la vela sin apenas oscilar abierta en abanico seminflada con sus bocas 1m por sobre los arbustos.
Bandas A, control, giro, un paso adelante y vuelo. Seguí el plan acordado que era el de irnos en planeo directamente hasta el potrero más cercano, a 1.5 km, al Este (12 grados al Norte) sin distracciones hasta pasar las dos venas entre las cuales el viento acelera su velocidad y detrás de ellas rotores. Efectivamente, mi vela voló lento en ese trecho [no usé acelerador] alcanzando ligeros ascensos, imperceptibles, hasta salir al gran espacio por delante de las paredes de los dos primeros cortados, casi verticales, donde encontré ascensos cómodos, sin sacudidas. Un par de pases sobre el tramo del salto de agua y nuevamente vuelo hasta el aterrizaje encontrando algunas ascendencias en el trecho. Aterrizaje cómodo en el terreno de Sebastián, en la cota 80 a 300m de la carretera, con abundante espacio poblado de cornudas curiosas que no lograron mermar mi satisfacción.
El turno de Jarrison con su Fire Bird Apache 92, donación de Bayamo: unos pases adicionales alcanzando más altura que tumbó haciendo un par de giros 360 y aterrizaje en el potrero colindante, de Freddy para evitar explicaciones a las reses. [Vea Facebook]
Enseguida estábamos siendo agasajados por la familia de Sebastián y andando por la carretera ¡Antes de las 10:00 AM! con ideas de seguir hacia las lomas de la Avícola.
En el 2004, pilotos de Holguín y Osmanis de Sagua, habían despegado desde un tramo de la carretera enfrentada al Este, aproximadamente en la cota 300 volando 12 grados al Sur hasta El Jucaral a 200m al Norte del nuestro volando por el frente del “tercer” cortado hasta 1.5km.
El equipo local había venido estudiando el asunto y oído los criterios de Sandy en su visita realizada en Noviembre de 2015 en el que nos alertó de las características aerológicas del lugar y los riesgos para el despegue desde el punto más alto, frente a las torres, y el vuelo en general allí. No lo intentaríamos con el viejo equipo de vuelo anterior. Por eso nos decidimos despegar en uno de estos días del mes de mayo que presentan mañanas con calmas prolongadas o vientos muy suaves que no permiten el vuelo en La Avícola, ya con equipo de mejor volabilidad. El sábado 28 fue un día con las características deseadas y el pronóstico para el domingo fue el mismo. Lo agarramos.

Conclusión a priori: Es posible despegar desde el punto más alto y salir adelante sin lidiar con rotores en condiciones tranquilas de viento dadas en fechas y horarios para los que no sería posible despegar desde La Avícola. Se debe salir al frente y permanecer ladereando por delante de las paredes empinadas de más de 200m de desnivel donde serían tolerables vuelos con vientos mayores a medida que avanza el día. Está por ver el comportamiento de las ascendencias térmicas en un sitio con mucho verdor abajo (bosque en vaguadas) y valle algo distante [1.5 km al frente]. El año pasado, las condiciones climáticas se comportaron semejantes al actual por lo que cualquier evento a realizar en Moa, debería estar fijado para estos días. Parece contradictorio porque las estadísticas indican esta época como las de mayores velocidades promedio y noviembre las más bajas, pero, para el vuelo libre, se comporta a la inversa, porque las mayores ventanas de calma se producen por esta época.

Es el despegue desde la cota y desnivel mayor realizado en Moa [y el vuelo más cómodo] despegando desde el sitio aparentemente más incómodo [pasto de vegetación arbustiva de 1m de altura con cero metros para carrera] resultando en salida limpia [sin restos de vegetación pegados ni enganches y correcciones de última hora], remedo de lo que va a ser el despegue desde el pico El Toldo.

Pilotos moenses se preparan para asistir al Campeonato Nacional de Parapente Boniato 2016

Yoel Cuba y Raul Catro Vila

Cuba preparandose como pasajero en su primer vuelo

 

 

 

 

 

 

28 de enero de 2016
Me satisface dar la nueva de que Cuba realizó sus primeros dos vuelos en Boniato. Sergio, presidente del club santiaguero, escribe que “El primer día [27] lo hizo solo… habíamos subido tres pilotos a Boniato… sin equipos pues andábamos en asunto… de acondicionamiento de uno de los despegues. Además que pintaba no volable (nos engañó en eso la meteo). Al segundo día [28] el viento solo nos dio chance casi al oscurecer… y resultó un vuelo muy corto y poco disfrutable. Yo apenas despegué fui directo a aterrizar con todo el acelerador metido y estaba realmente muy preocupado por Cuba que no lo veía avanzar. Esperaba en cualquier momento que podía empezar a moverse volando marcha atrás llevado por el viento hacia sotavento. Eso es muuuuuy grave en Boniato y a esa hora, casi de noche, aún peor. Le aconsejamos a Cuba que debe volar esa ala más cargado de peso”
Cuba por su parte está muy satisfecho con el vuelo aún sus 30 minutos: una señal que le hicieron los pilotos desde tierra la malinterpretó y se fue directo al aterrizaje dejando ir otra media hora de buen tiempo. El siguiente día voló con el acelerador al 50% teniendo reserva para irse adelante y despejar preocupaciones. Sobre el aterrizaje, a baja altura,
percibió sacudidas. [espero que tengamos pronto a mano el video]
En San Germán, Holguín,  anduve charlando con aspirantes a piloto, una periodista y gente del INDER. Julio y Alfredo, de  recreación de SG y de la provincia se mostraron entusiasmados en ayudar, les tomé la palabra para que nos ayudara en los gastos para asistir al CNP lo que quedaron en indagar. Le di las coordenadas de Eldio y Juan.
Nos vamos aprendiendo el camino a otros sitios de vuelo y nos ponemos a ojo de pilotos con experiencia. Tomamos nota de los consejos y seguimos poniendo los pies en la tierra para volar más alto.

Piloto moense, de alta hoy, luego de accidente

 Avicola Potrero Aterrizaje Vista

 

 

 

 

Cubita ya está de alta hoy.

Ingresó el jueves 19 de marzo de 2015 luego de concluir un ejercicio rutinario de tira y cae en la lomita de prácticas de Cayo Chiquito con viento adecuado (más bien, bajo) a las 10 AM.

Hubo un error de cálculo del planeo de la vela  unos metros antes de llegar al arbusto: estimó que la sobrevolaría o que la rozaría con la silla. Pero la vela bajó unos pocos centímetros suficientes para  que se produjera el choque en lugar de peinado (resultando en adelantamiento, torcimiento y pérdida de sustentación de la vela). Además falló en la otra apreciación al pensar que las ramas eran suaves, como las que abundan por allí, pero realmente siendo un tronco delgado, es de las más duras, probablemente Jaragua.  

La equivocación en el planeo es porque estaba probando volar con el lastre para ajustarlo. Eso le cambió la pendiente y la velocidad acostumbradas. El lastre era tierra suelta en una mochila a la espalda, unos 5 kg. Para mayor coincidencia el sitio de la caída es una explanadita rocosa lavada por las lluvias y el peso del lastre arreció el golpe que fracturó la pelvis más una luxación en el brazo izquierdo.

 De haberse ido a uno cualquiera de los lados, en apenas medio metro, habría aterrizado felizmente como tantas veces anteriores allí mismo.

Damos gracias a todos los colegas que han tenido preocupación. Nos ha alegrado que la noticia voló, alcanzando, en un brevísimo tiempo, a pilotos de todo el país.  Hemos recibido llamadas de varios sitios especialmente de Guisa, Holguín y Sagua. Vinieron personalmente pilotos de Holguín y Sagua en representación de todos. Agradecemos a los transeúntes desconocidos que acudieron rápidamente al auxilio y a las personas que trasladaron al accidentado al Hospital [auto con monjas y otras personas de la iglesia católica]

Desfiló frente a la cama de nuestro piloto una sucesión de ejércitos: Su numerosa familia; guajiros de buen humor, maratonistas, pilotos, compañeros de trabajo, vecinos, hermanos de la fe cristiana.

Funcionarios del partido en Moa se interesaron por su salud igual que numerosa gente desconocida (aún nosotros haber divulgado poco nuestra actividad aquí)

Si les ha saltado la pregunta, me adelanto: El sábado  el  principal motivo de conversación con su acompañante fué una lectura comentada de unas cuantas páginas de un libro de parapente. En otro momento él dice “solo dejo de volar si Dismérida [su esposa] opone alguna objeción” ella dice algo que se pareció más a: “Totí, ni quemándole el pico…”

Y para  reafirmación arribó Pedro, un conocido,  con varias lesiones. Precisamente tiempo atrás  comentábamos que en la obra la gente trabaja sobre andamios que son hamacas, que ese peligro cotidiano era peor que volar en parapente y  mucha gente no está consciente de ello. Pues, Pedro, trabajaba en uno de dichos andamios: Tuvo suerte de haber realizado los movimientos adecuados para no terminar aplastado por añadidura, lo mismo que sus ayudantes. No hace un mes, murió Yumilo, alcanzado por el chorro de arena presurizada (sand blasting) que le desgarró entre las piernas cortando la aorta.  hay niños huérfanos de padre y madre  fallecidos por causas endémicas de aquí. En Moa  estamos conscientes de estar coqueteando con la muerte,  somos kamikazes enamorados de la vida. Cada día en Moa estamos muriendo y  cada vuelo nuestro es un trozo de vida arrebatado a la parca. 

Por eso no tenemos duda: Seguimos adelante. En Moa ya está preparándose uno de los futuros campeones de vuelo en parapente de Cuba y para ello un poco de ayuda, tolerancia  y complicidad no nos vendrá mal.

Al final de los disgustos, tenemos un poco de alegría. Hacemos fiestas por la parte buena de esta historia.